MIERCOLES 29 DE ENERO, 2020
LECCIONES PARA LA UNIDAD DE IZQUIERDA

LECCIONES PARA LA UNIDAD DE IZQUIERDA

Vladimir Cerrón

Cuando Perú Libre convocó la unidad de izquierda en agosto de 2018, era para no tener un resultado como el que se ha tenido este 26 de enero del 2020, donde de los tres partidos de izquierda el Frente Amplio pasó la valla electoral con 6,2%, rasando su límite. Los otros dos, Juntos por el Perú y Perú Libre, lograron 4,7% y 3,4%, respectivamente.

En el caso hipotético que se hubieran unido los tres tendrían un total de 14,3% de votos, lo que los hubiese posicionado en la primera fuerza parlamentaria, por encima de Acción Popular que obtuvo 10,31%, logrando un promedio de 50 escaños. Cabe resaltar que el Frente Amplio nunca quiso la unidad.

Ahora, si solamente hubiese cuajado la unidad entre Juntos por el Perú con 4,7% y Perú Libre con 3,4%, hubieran logrado un 8,1% posicionándose como la tercera fuerza política en el parlamento con más de 15 escaños, solo por debajo de Acción Popular y Frepap que obtuvieron el 10,31% y 8,27%, respectivamente.

Este breve análisis, nos pone en evidencia la razón del por qué la derecha andaba altamente preocupada por la unidad de izquierda que estaba gestándose en Voces del Cambio. Ante tal circunstancia decide arremeter, enjuiciar y encarcelar al principal promotor de la unidad, desatando una catarata de desprestigio al líder de Perú Libre, que rápidamente encontró cajas de resonancia en los oportunistas al interior del frente oponiéndose a la unidad.

Pese a que Perú Libre era debutante en estas elecciones congresales, obtuvo 3,4% de votos lo que representa a  448,114 electores de voto propio. Este indicador es importante porque ya no estamos hablando de un partido regional, como siempre se les quiso subestimar. Perú Libre en su bastión Junín ocupó el primer puesto con 60,251votos y la diferencia de 387,863 fue conquistada fuera de Junín en solo tres meses de campaña.

Lo que debe resaltarse a diferencia de nuestros interlocutores es que el voto de Juntos por el Perú responde a una alianza donde concurren ocho fuerzas, el Partido Comunista Patria Roja, el Partido Comunista del Perú, el Partido Socialista, Nuevo Perú, Partido Humanista, Comunidad LGTBI y ONG feministas, ésta última muy agresiva contra la unidad con Perú Libre, además debemos considerar la participación directa de Verónika Mendoza, ex candidata presidencial que obtuvo cerca de 3 millones de votos, corriendo riesgo de mermar su potencial político.

Los resultados son la concurrencia de muchos factores, entre ellos la sentencia penal del que escribe, sumaria y arbitraria, que casualmente coincide con la visita a Venezuela, el intento efectivo de unificar la izquierda después de 32 años y las elecciones del 2020, 2021 y 2022. Pisando el palito, los compañeros de Nuevo Perú decidieron hacerle un favor a la derecha coreando la etiqueta de corrupto, sin saber el fondo jurídico del caso, pues la mayor prueba de mi inocencia es el voto contundente de Junín por Perú Libre, dándonos por cuarta vez consecutiva un triunfo popular.

Este balance llama a la madurez de los líderes, incluyéndonos, puesto que no debieran más ser víctimas de las manipulaciones que la derecha teje con maestría, por el contrario, concretizar el consejo popular que es la unidad de izquierda, caso contrario, vamos camino a la extinción, incluyendo a quien pasó la valla.

Enlaces relacionados